De estación en estación

Hoy las estaciones de ferrocarril de nuestro país están de luto.
Un desgraciado acontecimiento ha cercenado la vida (en un abrir y cerrar de ojos) a 79 personas. Familiares y amigos destrozados por el dolor de la pérdida de un ser querido. Llanto , duelo, desconsuelo. Así, de repente.
Un tren ALVIA, con suficientes historias en su interior (como cualquier otro medio de transporte colectivo) no ha llegado a su destino: Santiago de Compostela
Un tren de pasajeros, que sin ser de alta velocidad, circula por sus vías. Y así ha viajado una y otra vez, al parecer desde su inauguración en 2011, cubriendo la ruta Madrid-Ferrol.
Un exceso de velocidad, un fallo mecánico, un mal funcionamiento de frenos, … quién sabe … ha producido tal desastre.
Un viaje fatídico, un final inesperado … para muchos/as que quizás y por primera vez realizaban ese trayecto. Tal vez, sólo tal vez, acudían a un encuentro, a una cita profesional-laboral, a pasar el día del apóstol en su casa … un viaje de estación en estación, como cualquier otro.
Hoy cualquiera de nuestras estaciones está desconsolada, ante una noticia que nunca se debió producir. D.E.P.
Estacion-marchena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *