Siesta

siesta-manuel-ponce-fotografia
Que alegría decir o escuchar a alguien mencionar: “hoy me he echado una siesta de campeonato”, ¿verdad?
Desgraciadamente no todo el mundo practica o puede llevar a cabo este corto pero intenso y relajante momento de descanso.
La siesta para que sea efectiva; es decir, que te ayude a reponer fuerzas, no ha de ser ni excesivamente corta, ni excesivamente larga: se estima adecuada aquella que no dura más de 30 minutos. Son suficientes, según los expertos, y hasta aconsejan que ha de hacerse en el sofá. Bueno, sobre esto habrá mil opiniones distintas.
Lo que está claro, que es un momento que se antoja vital para muchas personas (niños, adultos y ancianos), y que ese pequeño período de desconexión sirve para encarar la recta final de cada día con otro ánimo.
Y el reino animal, que es más sabio de lo que podamos imaginar, (bastante menos animal que algunos humanos, diría yo) también la practica.
Quizás no tan cortas,
pero … ¿quienes somos nosotros para decirles cuánto deben descansar? ¿verdad?
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *